Verdaderamente autónomos

El gobernador de Arizona, Doug Ducey, les dio la bienvenida “con los brazos y las carreteras abiertas” a los vehículos autónomos de Uber, mientras California pone freno a los coches sin conductor.

Sin conductor
Imagen cortesía de xataka.com

Los coches autónomos están en Arizona

En 2015, Ducey dio carta blanca a las pruebas experimentales porque, según sus palabras, “Arizona está orgullosa de estar abierta a los negocios. California quizá no te quiere, pero nosotros sí”, dijo el republicano.
Por su parte, la compañía Uber aseguró hoy que estos vehículos ya se encuentran de camino a Arizona a bordo de un camión para poner en marcha su programa experimental.
Uber suspendió este miércoles su plan piloto en San Francisco después de que los reguladores de California anularon el registro de los vehículos Volvo XC90 porque es ilegal emplear vehículos autónomos en vías públicas sin la autorización correspondiente.

Errar es de humanos

En California, al menos uno de los vehículos de Uber cometió una infracción de tránsito al “comerse” un semáforo que llevaba unos tres segundos en rojo -mientras un peatón cruzaba por el paso de peatones-, de acuerdo con un vídeo que grabó un taxista.
Uber calificó la infracción de error humano y culpó al conductor que estaba al volante: “Estamos en los inicios y nuestros vehículos no están listos para conducir sin que una persona los vigile”.
Es decir, Uber no considera que los vehículos autónomos que prueba sean autónomos, porque necesitan gente a bordo para probarlos.
Los vehículos del programa cuentan con una persona detrás del volante que solo maneja el automóvil por si la tecnología no responde y un ingeniero de Uber viaja como copiloto para controlar el programa.
El pasado 14 de diciembre, Uber puso a funcionar una flota de 16 coches autónomos en las calles de San Francisco (Estados Unidos). En agosto, Pittsburg fue la primera ciudad en recibir estos vehículos.

Related articles